jueves, 5 de junio de 2008

Alfonso y sus fantasmas


Todos tenemos nuestros propios fantásmas...buenos y malos, el secreto está en no dejarnos influenciar por los malos...siempre nos iría mal. Debemos andar siempre protegidos...una oración...una bendición..eso ayuda. Aquí en mis veinte años..cuando uno piensa que es el dueño del mundo, me pinté con la túnica de un monje...buena protección...40 años después ya todos mis fantásmas son amigos.
(personal)

No hay comentarios: