lunes, 19 de mayo de 2014

A ESPALDAS DE LA CATEDRAL

Los tejados guardan muchos secretos, son otra forma de ver pasar los días y las noches.
De niño me sentía el dueño del mundo cuando me sentaba en la cumbrera del techo de mi casa.
Las personas abajo parecen insectos insignificantes.
Cómo nos verá Dios desde arriba?

OLEO SOBRE LIENZO (60x40cm)
VENDIDO

No hay comentarios: